La banca más allá de la billetera digital

Blog /La banca más allá de la billetera digital
NTT DATA Services Digital Wallet Blog

Incluso una compra de rutina, como cargarle combustible a su automóvil, exige que piense cómo va a hacer el pago. ¿Usará una tarjeta de crédito o débito física, dinero en efectivo o una billetera digital para presentar su tarjeta de débito o crédito? Luego, deberá utilizar su billetera (digital o física) y hacer el pago. Por último, tras completar la documentación necesaria o realizar un ingreso digital, podrá cargar combustible.

Imaginemos una versión simplificada en la que se detiene, carga combustible y se aleja conduciendo. Este tipo de "transacción invisible" podría parecer un tanto lejano. Sin embargo, en el mundo emergente de la banca abierta, esta imagen pronto se convertirá en realidad y su compra de combustible podría ser así:

•  Usted le otorga a la empresa permiso para acceder a su identidad digital y a su información de pago.

    Cuando se detiene en la estación de combustible, las cámaras lo identifican a usted y a la placa de su vehículo.

    Cuando termina la compra, el sistema de punto de venta de la empresa de combustible envía el pago a través de la API abierta de su banco. Los bancos establecen API abiertas para permitir que terceros autorizados utilicen su propio software para conectarse con el banco de manera directa y ejecutar las transacciones correspondientes.

Este escenario no solo es más rápido y conveniente para los consumidores, sino que también les brinda la oportunidad de proteger sus datos y recibir el servicio diferenciado que los consumidores comienzan a anhelar.

Identidad digital que proteja al cliente

Anteriormente, los bancos y proveedores precisaban almacenar una gran cantidad de información sobre sus clientes. En la era de Internet y la nube, no existe ningún motivo que prohíba que los clientes tengan una identidad digital en línea que presente la misma disponibilidad que cualquier servicio en la nube.

Mediante el uso de una tecnología de contabilidad distribuida –comúnmente denominada "cadena de bloques"–, los consumidores pueden almacenar su información personal de manera segura y de cierta manera que ni siquiera ellos puedan modificarla ni manipularla después de haberse verificado. Por ejemplo, no pueden editar el vencimiento de su licencia de conducir luego de haberse verificado que el documento es correcto. Las identidades digitales, a medida que se trasladen del laboratorio al mainstream, permitirán que los clientes asuman el control sobre quiénes acceden a su identidad y de qué manera lo hacen.

En el ejemplo de la estación de combustible, podrían otorgarle permiso a la empresa de combustibles para que acceda a su rostro por medio del reconocimiento facial, así como a su información bancaria para completar el pago. Si un cliente cambia de opinión, puede revocar el acceso en cualquier momento sin tener que pedirle permiso a la empresa de combustible. Debido a que la información sobre el pago y la identidad ya no se distribuye ni almacena en distintos proveedores, el problema del bloqueo de la información, o bien que varios proveedores exijan una copia propia de la información personal, y el riesgo de la filtración de datos se ven reducidos.

Una oportunidad para que los bancos ofrezcan servicios diferenciados

A medida que se generalice la banca abierta, se modificará la naturaleza de los pagos. Por ejemplo, los grandes comerciantes probablemente adoptarán la banca abierta para evitar los cargos asociados con el uso de redes de pago. Muchos consideran esto como una amenaza para los bancos. Sin embargo, se trata, en realidad, de una oportunidad.

Al recurrir a la Inteligencia Artificial (IA), el aprendizaje automático y distintas formas de automatización, los bancos pueden ofrecer servicios a clientes individuales que, en la actualidad, se encuentran reservados de manera exclusiva para clientes comerciales. Un desafío –tanto para los consumidores como para las empresas– radica en la gestión de la liquidez. Ambos precisan contar con dinero para cumplir con sus obligaciones a corto y largo plazo.

Los bancos trabajan con sus clientes comerciales para definir un conjunto de herramientas que las empresas puedan utilizar para tal fin, como préstamos, líneas de crédito, documentos comerciales, servicios de recaudación de capital, etc. Los consumidores también cuentan con una variedad más reducida de opciones. A menos que los consumidores opten por pedir ayuda, se los deja manejar sus propios problemas.

Al recurrir a los datos existentes, así como a los datos que acumularán y los datos que tienen permiso para usar, los bancos pueden hacer uso de la IA y de la automatización para crear modelos más personalizados a fin de satisfacer las necesidades particulares de financiación de cada consumidor. Esto les permite a los bancos mostrarse más proactivos e involucrar a los clientes en las recomendaciones para administrar sus metas de financiación a corto y largo plazo.

Los modelos pueden ajustarse conforme se modifique la situación de cada cliente. En un estudio reciente llevado a cabo por NTT DATA, se llegó a la conclusión de que los clientes quieren recibir un mayor nivel de asesoramiento respecto de sus gastos y, en algunos casos, esperan que el banco intervenga en las transacciones para ayudarlos a ajustarse a sus presupuestos.

Por lo tanto, en lugar de que los bancos ofrezcan préstamos imposibles e inadecuados cuando ven que sus clientes ingresan en un concesionario de automóviles, se alertaría al banco cuando un cliente se encuentra en un lote de Ferraris. Ahora, el banco se encuentra posicionado para decir: "Probablemente, una Ferrari no es una elección inteligente en este momento si se tienen en cuenta los pagos de su préstamo estudiantil. Si quiere comprar una, lo ayudaremos a planificar lo necesario para llegar a ese objetivo".

Todavía lejos...

Si bien ya hace un tiempo que llegó la tecnología de contabilidad distribuida, todavía resta ver que se adopte en un sentido amplio. Con el tiempo, la identidad digital podría surgir con uno de los casos de uso adoptados con mayor amplitud respecto de esta tecnología.

Si bien quizás nunca experimente una distribución tan absoluta como la cadena de bloques de bitcoins, si se deposita un mínimo de confianza, podrían simplificarse muchos desafíos técnicos. Del mismo modo, las instituciones financieras acaban de iniciar sus recorridos para implementar una IA de manera omnipresente y a la mayoría de ellas todavía les queda mucho trabajo por hacer para cerciorarse de que sus datos estén en buen estado y preparados para utilizarse como impulso para los modelos de IA del futuro.

Obtenga más información sobre la manera en que NTT DATA ayuda a las organizaciones de servicios financieros a hacer uso de la tecnología emergente para mejorar las experiencias de los clientes.

Fecha de publicación: 19/03/2019

EXPLORAR NUESTROS BLOGS