¿Es una ciudad inteligente una ciudad más segura?

Blog /¿Es una ciudad inteligente una ciudad más segura?
NTT DATA Services Smart Cities Blog

Las Naciones Unidas estiman que el 82 % de la población de América del Norte vive en zonas urbanas en comparación con el 70 % en 1960. El crecimiento de la población, junto con la creciente velocidad y escalamiento de la urbanización, han dado lugar a nuevos desafíos sociales, económicos y de seguridad pública. Las ciudades en crecimiento con recursos limitados deben buscar nuevos enfoques para abordar sus necesidades únicas de seguridad pública y los gobiernos recurren cada vez más a la tecnología para ayudarlas a ser "más inteligentes".

Las soluciones cognitivas crean nuevas posibilidades para mejorar la seguridad pública a través de la combinación de dispositivos, como sensores y cámaras, soluciones de TI que incluyen análisis avanzados, Internet de las cosas (IdC) y redes sociales, a fin de mejorar la conciencia situacional y los conocimientos para los servicios de emergencia y los responsables de la toma de decisiones de seguridad pública. Esto mejorará la seguridad y la calidad de vida de los ciudadanos y la eficiencia de los gobiernos al ayudar a movilizar recursos de manera eficaz y rápida en todas las agencias u organizaciones responsables. Cuando se combina con una comunidad conectada y colaborativa, este es el camino hacia una ciudad 'más segura'.

El conocimiento en tiempo real y el análisis de datos permiten mejores decisiones de seguridad para la seguridad pública.

La conciencia situacional y las ideas facilitan ciudades más seguras

Para ilustrar cómo los diversos componentes tecnológicos de una solución cognitiva se unen, consideremos los parques urbanos, donde las multitudes se reúnen para eventos o celebraciones durante los fines de semana largos. Durante estos casos, la ciudad deberá prepararse para cualquier eventualidad. Un aspecto de la preparación podría ser la determinación de la cantidad apropiada de personal de servicios de emergencia que se necesita para mantener la seguridad.

Ahora, si la ciudad pudiera tener acceso a los datos (incluidos los datos históricos, como el número promedio de personas que generalmente asisten a determinados eventos), el interés en las redes sociales, las condiciones climáticas y los datos históricos sobre delitos del área, estaría mejor preparada para asignar recursos de manera más eficiente en caso de un problema de seguridad pública. Además, si el parque estuviera equipado con cámaras de CCTV y drones que pudieran proporcionar información sobre los niveles de multitudes, la ciudad podría ajustar el número y las ubicaciones de las unidades de primeros auxilios asignadas en función de los volúmenes reales de multitudes en lugar de los números estimados. Una vista del evento desde múltiples perspectivas permitiría a la ciudad contar con personal proactivo o evitar problemas y responder rápidamente a cualquier eventualidad, desde un camión de comida incendiándose hasta un niño perdido.

Cuanta más información esté disponible, más inteligente y segura podrá ser una ciudad.

Los sensores de próxima generación podrían generar enormes cantidades de datos. Los sensores podrían ayudar a las ciudades a analizar el tráfico, detectar el volumen de multitudes y comportamientos agresivos, detectar personas y vehículos de interés, detectar incidentes con armas de fuego y otros posibles problemas de seguridad comunitaria. Agregar una capa de análisis sobre los datos de los sensores puede ayudar al gobierno a informar, notificar, alertar y habilitar a los interesados en la seguridad pública. A medida que las ciudades crecen, la conciencia e información situacionales basadas en datos ayudan a acelerar la respuesta proactiva y reactiva de la seguridad pública, que es crucial para obtener la ayuda adecuada donde sea necesaria de forma más rápida.

Las soluciones cognitivas "piensan" en la seguridad

La seguridad "inteligente" comienza con la creación de una base cognitiva ágil y sólida de los sistemas de tecnología de la información y la comunicación (ICT). Estos sistemas también son una "solución de pensamiento" capaz de evaluar múltiples fuentes de datos, percibir las condiciones actuales, y planificar, decidir y actuar sobre esas condiciones. Es posible que una solución cognitiva aprenda incluso de las consecuencias de sus acciones, mientras usa el conocimiento pasado y afina las decisiones actuales y futuras.

NTT DATA está a la vanguardia para ayudar a las ciudades a ser más seguras con dichas "soluciones de pensamiento", permitiendo la conciencia y la percepción situacional. Una solución completa involucra muchas tecnologías perfectamente integradas para facilitar la seguridad. Así es como debe hacerlo:

Sensores e informática de punta en el trabajo: el uso de una plataforma segura y distribuida con centros de microdatos ubicados cerca de los sensores alrededor de una ciudad permite un despliegue rápido de los recursos de la ICT y un análisis más veloz de las entradas de los sensores, lo que habilita a la ciudad a detectar incidentes de seguridad y tomar medidas más rápidamente.

Análisis predictivo y de diagnóstico en juego: los centros de microdatos utilizan análisis avanzados para entregar datos en tiempo real a ubicaciones donde los datos pueden proporcionar el máximo valor. Los datos analíticos de diagnóstico de avanzada analizan grandes volúmenes de datos, pero solo envían aquellos datos que indican que ha ocurrido un incidente o que debe llevarse a cabo una investigación al respecto en el centro de datos principal. Con este enfoque, se reducen los volúmenes de transporte de datos y los tiempos de respuesta con el objetivo de aliviar la exigencia sobre la infraestructura de la ICT.

Aplicación de la inteligencia artificial (IA): el análisis cognitivo puede correlacionar y aplicar la IA y las técnicas de aprendizaje automático a las múltiples entradas y fuentes de datos perimetrales, incluidos los datos históricos, la información sobre delitos, los datos meteorológicos y las actualizaciones de las redes sociales. Esta información se puede utilizar para proporcionar información más profunda sobre servicios preventivos y de respuesta para combatir el crimen y mejorar la seguridad pública.

Aprendizaje profundo en el trabajo: la base cognitiva permite que la infraestructura de la ICT monitoree las cargas de trabajo y ajuste o mueva las cargas de trabajo dinámicamente según la situación específica. Por ejemplo, si se emite una alerta ÁMBAR, la base cognitiva podría ampliar automáticamente la red y calcular la potencia de las partes del sistema que realizan funciones de reconocimiento facial y reconocimiento de matrículas o capturar imágenes de mayor resolución que la normal.

La capacidad de una solución cognitiva que permita obtener conocimientos e ideas ayuda a mejorar la toma de decisiones en materia de seguridad pública. Sin embargo, estas soluciones tecnológicas deben funcionar en conjunto con el marco de políticas en constante evolución de la ciudad respecto de la privacidad y seguridad de los datos a fin de generar confianza y cooperación públicas. Las soluciones cognitivas no reemplazan a los seres humanos, sino que sirven como una herramienta para proporcionar información para los interesados en la seguridad pública. La solución cognitiva ideal reduce o elimina drásticamente los falsos positivos, pero la experiencia humana y el sentido común deben complementar la tecnología y generar confianza en el sistema para las partes interesadas.

Un enfoque de colaboración comunitaria, donde los municipios trabajan a la par del público utilizando soluciones tecnológicas, contribuirá en gran medida a hacer de la ciudad un lugar más inteligente y seguro.

Más información:

NTT DATA Group lanzó recientemente una iniciativa de ciudad inteligente. Lea más.

Mire la transformación de las ciudades en ciudades inteligentes.

Fecha de publicación: 27/08/2018

EXPLORAR NUESTROS BLOGS