Cuando la VDI no se trata realmente, bueno, de la “VDI”

Blog /Cuando la VDI no se trata realmente, bueno, de la “VDI”
NTT DATA Services VDI Blog Post

La Infraestructura de escritorio virtual (Virtual Desktop Infrastructure, VDI) es una de esas tecnologías que existe hace algunos años y que siempre se prometió que el “año siguiente” sería el año en que se abriera de par en par. Tal vez después de todo este tiempo, la realidad es que no se trata de la VDI. En lo que realmente debemos centrarnos es en invertir en una manera de proporcionar a los trabajadores una variedad de opciones de entrega de aplicaciones tecnológicas.

Esto es lo que he aprendido a lo largo de los años navegando por las aguas de la VDI. Lo primero es lo primero: es fundamental tener una idea de qué problema o problemas está tratando de resolver. Por más obvio que parezca, tómese un tiempo y piénselo bien. ¿Está intentando aumentar la productividad de los trabajadores? ¿Desea implementar una estrategia BYOD en toda la empresa? ¿Qué hay de proteger los datos corporativos y las aplicaciones a las que acceden esos dispositivos? Por ejemplo, la VDI puede entregar aplicaciones heredadas y mantener los datos fuera de una PC o Mac local.

Si todo eso suena un poco como abordar todo a la vez, es porque puede suceder si no tiene cuidado. Pero no tiene que ser abrumador. Siempre recomiendo reducir la velocidad un poco para acelerar. Lo más probable es que esté lidiando con un dolor de cabeza holístico híbrido cuando trata de examinar la estrategia de BYOD, las aplicaciones heredadas y la seguridad para un personal laboral cada vez más diverso (es decir, empleados y trabajadores por contrato, locales y remotos, en el país y fuera de él). Entonces, si disminuimos la velocidad un poco y consideramos los imperativos del negocio, comenzamos a identificar cómo podemos, de una manera sensata, navegar por estas aguas y salir del otro lado con éxito y un personal en mejores circunstancias.

En NTT DATA, adoptamos un enfoque más integral, en el que la tecnología, incluida la VDI, no es más que una pieza del rompecabezas, no el rompecabezas entero. He encontrado seis pasos fundamentales, pero fáciles de olvidar, en este proceso.

  1. Examine los objetivos generales. Pregúntese: ¿Por qué estamos haciendo esto? Para comenzar, ¿quiénes son las personas lógicas (y no diga que es el personal de TI)?
  2. Piense en lo que requiere el negocio. Piense en el tiempo, el costo, la disponibilidad, las necesidades globales. (Sugerencia: puede usar una pizarra).
  3. Observe las opciones técnicas. VDI, RDSH, transmisión de aplicaciones, vGPU y las tradicionales PC/Mac (no todos se beneficiarán necesariamente de un modelo de entrega de VDI). Póngalos juntos como su menú de opciones para elegir.
  4. Cree un plan de implementación que incluya una ruta de transformación. No estoy usando el término transformación a la ligera. Es probable que esté asumiendo un cambio fundamental en la forma en que los trabajadores usarán sus aplicaciones y sistemas. El camino más rápido a la ruina es ignorar esta realidad. Aquí hay tres elementos fundamentales: comunicación, comunicación y comunicación. Hable con la gente.
  5. Diseñe su entorno. Del panorama general tradicional, ahora debe tener el equipo que pueda ajustar con confianza el diseño basado en la realidad y saber que satisfará las necesidades de sus trabajadores.
  6. Valide el diseño observando con mayor profundidad las necesidades de los trabajadores. Desarrolle tipos de trabajadores según el análisis de sus hábitos de trabajo individuales. En NTT DATA, utilizamos algunas herramientas muy interesantes y discretas para recopilar y analizar grandes conjuntos de datos de los sistemas de los trabajadores. Asegúrese de capturar también sus hábitos y necesidades en los principales eventos comerciales. No olvide elementos como actividades de fin de mes, nuevas actividades de ventas y picos relacionados en las cargas de trabajo (para la persona, su PC y sus aplicaciones).

Esfuércese para asegurarse de que las personas reciban lo que necesitan y la transformación que ha comenzado será una que puede emprender con confianza. En mis años en el desarrollo de software y sistemas, rara vez, o nunca, noté que la tecnología sea una barrera. Casi siempre somos nosotros, los humanos tontos, que arruinamos todo. La buena noticia es que después de respirar profundamente y dedicar un tiempo a sentar las bases correctas de diseño y planificación, podemos guardar los trucos humanos tontos para las celebraciones posteriores al lanzamiento.

¿Desea obtener más información? Puede leer acerca de nuestros Servicios para el espacio de trabajo virtual para conocer nuestras soluciones y las ideas más nuevas.

Fecha de publicación: 26/04/2018

EXPLORAR NUESTROS BLOGS